...

Aptitudes y habilidades en el ámbito profesional: consejos para mejorarlas

Las aptitudes y habilidades son dos dimensiones que entran en juego en las competencias de las personas en el ámbito...
2 August 2022

Las aptitudes y habilidades son dos dimensiones que entran en juego en las competencias de las personas en el ámbito laboral. Ambas pueden entrenarse y mejorarse, del mismo modo que potenciarlas en los equipos es garantía de éxito y de retención del talento. 

Considerando su importancia, te vamos a hablar en este artículo de en qué consisten y cómo se pueden mejorar

Aptitudes y habilidades: definiciones

Las aptitudes y las habilidades tienden a ser confundidas y, sin embargo, no son lo mismo, si bien es cierto que su combinación da a lugar a competencias profesionales que aúnan las destrezas adquiridas y las innatas. 

Lo que sí las relaciona es que ambas pueden modularse si se enfocan a un objetivo profesional teniendo como resultado el desarrollo del talento.  

Antes de abordar algunos consejos de cómo las puedes potenciar es preciso definirlas.  

¿Qué son las aptitudes?

Las aptitudes son capacidades específicas de las personas que propician el aprendizaje de una tarea o puesto laboral. 

Podemos plantearlas como las habilidades potenciales para desempeñar o adquirir mediante el aprendizaje de los conocimientos, las destrezas o las respuestas específicas que facilitan el ajuste a responsabilidades laborales determinadas.

¿Qué son las habilidades?

Las habilidades son las capacidades para desempeñar las operaciones del puesto con facilidad, precisión y eficacia que necesitan de la contribución de procesos perceptuales, decisiones cognitivas, control motor e incluso de procesos sociales.

Se aprenden en un período de tiempo relativamente corto y están dirigidas a lograr una meta por ser específicas de una tarea. 

Las habilidades se diferencian en blandas –soft skills– y duras –hard skills–.

Aptitudes y habilidades en el ámbito profesional

Habilidades blandas  

Las habilidades blandas o soft skills son cualidades personales relacionadas con la inteligencia emocional y social que se aprenden con la práctica y se potencian con el trato con y hacia los demás.

Algunos ejemplos pueden ser la capacidad de comunicación, el trabajo en equipo, la creatividad, la minuciosidad, la integridad, la capacidad para trabajar bajo presión, el sentido de la organización, etc. 

Desarrollar este tipo de habilidades puede ayudarte incluso en tu vida privada. Por ejemplo, las habilidades de gestión pueden ser de gran utilidad en la administración de presupuestos familiares.

Habilidades duras

Las habilidades duras o hard skills son lo que has aprendido a hacer –de manera formal o informal– y mejoran mediante la asistencia a formaciones o prácticas. 

En contrapartida, las habilidades blandas, anteriormente citadas, se aprenden mediante el proceso de práctica y error, requiriendo de un tiempo más prolongado para modularlas.

Hablamos de hard skills al referirnos a la competencia en un idioma extranjero, la capacidad para utilizar un software o una máquina, para realizar ventas, para escribir un resumen, etc. 

<h2> Diferencias entre aptitudes y habilidades

Los expertos manifiestan que las aptitudes son de naturaleza cognitiva, mientras que las habilidades son de tipo físico y motor. Algo que explicaría que el término skill se haya traducido frecuentemente al castellano por destreza.

Señalamos 3 diferencias básicas entre aptitudes y habilidades:

  1. Las aptitudes tienen un carácter permanente mientras que las habilidades son modificables.
  2. Las aptitudes son innatas, no aprendidas, mientras que las habilidades se adquieren.
  3. Las aptitudes se infieren a partir de la conducta, mientras que las habilidades son observables.

Dicho esto, cuando hablamos de competencias hablamos de una combinación de conocimientos, habilidades y conductas que ayudan a atender situaciones diferentes no programadas de antemano y de manera exitosa, es decir, que producen efectividad dentro de un contexto preciso.

Aptitudes y habilidades: definiciones

4 consejos para mejorar las aptitudes y habilidades profesional

Compartimos contigo 4 recomendaciones para adquirir nuevos conocimientos, ponerlos en marcha y transformarlos en experiencias que generen resultados en el trabajo:

  1. La experiencia.
  2. La formación profesional o las capacitaciones.
  3. La autoformación y las formaciones en línea.
  4. Los tests de aptitudes y las habilidades online y offline.

Entramos en los detalles seguidamente para que hagas evolucionar tu talento y el de tus equipos. 

La experiencia

La experiencia profesional nos proporciona una mejora constante de nuestras habilidades al repetir diferentes tareas que se te asignen y a medida que te enfrentas a nuevas situaciones.

Una manera de aprovechar al máximo tu experiencia y la de tus equipos es realizar evaluaciones periódicas. 

Una vez se complete un proyecto, identifica qué salió bien, cuáles fueron los obstáculos y qué puedes mejorar en el futuro. 

La formación profesional o capacitaciones

Las capacitaciones ayudan a mejorar las habilidades necesarias para el correcto desempeño de una tarea o para ajustarse al máximo a las exigencias de un puesto determinado. 

Muchas empresas están facilitando formaciones profesionales a sus empleados en su apuesta por el valor.  

Consejos para mejorar las aptitudes y habilidades profesional

La autoformación y formaciones en línea

Una opción complementaria es la de la autoformación a través de lecturas, cursos online, etc. 

Las formaciones en línea resultan muy interesantes y cómodas siempre que sean de calidad y cuenten con un entorno seguro con sistemas de supervisión como el proctoring

Los tests de aptitudes y habilidades online y offline

Las habilidades se pueden aprender o desarrollar, de modo que las podemos incorporar a nuestra vida como hábitos de comportamiento. 

Conociendo el grado de desarrollo de cada una de nuestras habilidades podremos decidir qué habilidades requieren que trabajemos sobre ellas y para ello los tests de habilidades profesionales son una buena herramienta. 

Las pruebas de aptitudes varían según la aptitud que se desea medir. Es decir, existen pruebas para evaluar habilidades cognitivas, vocacionales o musicales por lo que las pruebas no deben mezclar diferentes aptitudes.

Test de competencias

Finalmente, puedes acceder a test de competencias básicas, test de competencias genéricas o test de competencias laborales específicas a través de diferentes métodos como la videograbación o los tests de perfil DISC que analiza 4 factores: la decisión, la influencia, la serenidad o el cumplimiento. 

Gracias a este tipo de tests puede que descubras incluso destrezas que no sabías que tenías. 

Nuestros productos de proctoring te ofrecen entornos seguros, que respetan la privacidad de los usuarios y que permiten observar y medir diferentes aspectos de las pruebas, capacitaciones o formaciones para potenciar las aptitudes y habilidades de tus empleados. 

Solicita tu demo gratuita y te explicaremos todas las soluciones que te podemos ofrecer. 

Compartir en:

Brechas en el enfoque

Coaching vs mentoring: diferencias que debes conocer

24, November 2022
Formando a pilotos a lo largo de Norteamérica

Aeronaves TSM: capacitando a pilotos a lo largo de Norteamérica

23, November 2022
El mentoring es un proceso de e-learning y aprendizaje

¿Qué es el mentoring? 5 tipos que fomentan el aprendizaje

22, November 2022

Escribe a continuación lo que estas buscando

Optimized by Seraphinite Accelerator
Turns on site high speed to be attractive for people and search engines.