Design thinking en RR. HH. Qué es, metodología y fases a seguir

El design thinking resulta una herramienta eficaz para detectar y evaluar talento interno en tu empresa o en tus candidatos....
2 January 2024

Tabla de contenidos

/
/
Design thinking en RR. HH. Qué es, metodología y fases a seguir

El design thinking resulta una herramienta eficaz para detectar y evaluar talento interno en tu empresa o en tus candidatos.

Su metodología apuesta por el fomento de la creatividad enfocada a la creación de soluciones innovadoras que respondan a las necesidades del público definido como objetivo. 

Se fundamenta en 5 fases donde habilidades como la empatía, la escucha activa, la negociación y el pensamiento crítico son cruciales. 

Puesto que puedes beneficiarte de esta dinámica sea cual sea tu sector de actividad, en este artículo vamos a hablarte de qué es el design thinking, cuál es su metodología y qué fases debes seguir para implementarlo en tus estrategias de Recursos Humanos. 

Design thinking en RR. HH. Qué es, metodología y fases a seguir

¿Qué es el design thinking?

El design thinking es una metodología de trabajo o enfoque para la resolución de problemas o para abordar desafíos cuyo objetivo es generar soluciones con base en las necesidades de las personas o usuarios.

En sus orígenes el design thinking se centraba en la actividad de los diseñadores, concretamente en el estudio de los procesos cognitivos activados en la acción de diseñar. 

Poco a poco, su metodología ha ido impregnando todas las actividades ligadas a la creación, innovación y resolución de problemas para ir integrándose de forma natural en las organizaciones más innovadoras y competitivas que intentan pensar diferente. 

A pesar de tratarse de una metodología que está experimentando un gran auge en el diseño de productos ligados con el sector tecnológico, resulta ser también una herramienta eficaz para cambiar la forma de pensar y trabajar en todo tipo de empresas y entornos de trabajo. 

En esos contextos el impulso de la creatividad orientada a la acción se convierte en una dinámica estratégica para alcanzar los objetivos de la empresa, logrando soluciones a corto plazo.


¡Suscríbete hoy mismo a la newsletter semanal de SMOWL!

Descubre las últimas tendencias en eLearning, tecnología e innovación, junto con expertos en evaluación y gestión del talento. Mantente informado sobre las novedades del sector y obtén la información que necesitas.

Simplemente completa el formulario y mantente al tanto de todo lo relevante en nuestro campo.


Metodología del design thinking 

El éxito de la metodología design thinking en las empresas y programas formativos se justifica por su éxito, ya que propicia encontrar rápidamente soluciones innovadoras que aportan valor a las personas. 

Favorece la empatía, la intuición y la creatividad en un contexto en el que se aprende haciendo, integrando técnicas de las dinámicas educativas como el learning by doing. 

Además, es una herramienta muy útil en la dinamización del trabajo en equipo promoviendo la colaboración incluso entre diferentes departamentos.

Aquí el trabajo colaborativo y la cooperación entre personas con diferentes habilidades y perspectivas resulta clave.

Ejemplos de design thinking

Puede aplicarse, tal y como te hemos avanzado, en diferentes ámbitos. te ponemos algunos ejemplos que pueden servirte de inspiración:

  • Configurar entrevistas motivacionales donde el producto es el puesto de trabajo ofertado y el cliente es el candidato.
  • Encontrar soluciones para situaciones de conflicto laboral.
  • Fomentar la transferencia de conocimiento o knowledge sharing.
  • Evaluar el talento interno de una empresa o el talento en un proceso de entrevista grupal.
  • Formar a directivos en un liderazgo inspiracional y competitivo.
El design thinking resulta una herramienta eficaz para detectar y evaluar talento interno

Fases a seguir del design thinking

Las fases del design thinking buscan ofrecer un método de trabajo práctico que ayude a ir adoptando un cambio en la mentalidad en el seno de la empresa. 

Empatizar 

La primera fase se centra en detectar el problema o reto inicial a través de una aproximación empática con respecto a la persona para la que se está buscando una solución.

Con el objetivo de recopilar la mayor cantidad de datos posibles, esta dinámica permite trazar una definición del destinatario arquetipo de cara al usuario, utilizando para ello la observación o herramientas como focus groups, encuestas, etc. 

Los mapas de empatía pueden ayudarte en este punto a identificar nuevas necesidades tanto físicas como emocionales en tus equipos o clientes.

Definir el problema

El siguiente paso es clasificar y analizar los datos obtenidos para identificar oportunidades.

En esta fase, una de las técnicas que puede emplearse es el clusterizado que consiste en presentar toda la información obtenida hasta el punto de saturar el espacio de trabajo –con post its, por ejemplo– para ir agrupándola en temáticas o ideas centrales. 

Posteriormente, es necesario sintetizar la información de los grandes grupos que se han conformado para obtener las vías para convertir el problema en oportunidades. 

Idear

Esta tercera fase considera varias opciones con el objetivo de convertir las oportunidades en soluciones tangibles. 

Para idear el mayor número de respuestas puedes introducir dinámicas como lluvias de ideas, debates, etc. 

La dificultad estriba en minimizar los juicios de valor y lograr la mayor objetividad posible mientras se impulsa la expresión de las ideas más imaginativas y de perspectivas originales y diferentes. 

Dar forma al prototipo y fomentar la experimentación 

Una vez consensuadas las respuestas sobre las que se va a trabajar, llega el proceso de prototipado para probar y experimentar con las soluciones. 

Dependiendo del tipo de resultado que estamos buscando, es decir, si se trata de concebir un objeto, un servicio u otro tipo de soluciones no tangibles, puedes utilizar el storyboard, maquetas físicas, diagramas, juegos de rol, etc. 

Evaluar y validar

Por último, es necesario validar la idea con el que será el grupo receptor, usuario o cliente para obtener su feedback y su reacción a lo que le estás proponiendo como solución. 

Con respecto a esta retroalimentación, podrás dar por bueno el resultado o bien revisarlo volviendo al punto del circuito del design thinking que sea necesario para satisfacer las necesidades y deseos del que has conformado como público objetivo.

Ten presente que es fundamental responder a sus preguntas y tomar en consideración sus observaciones o sugerencias. 

El Design Thinking puede aplicarse en diferentes ámbitos

¿Cómo poner en marcha el design thinking?

Si deseas poner en marcha la metodología del design thinking en tu empresa la figura del facilitador es esencial, entendiendo como tal un líder que guíe a los participantes en el proceso. 

Esta figura debe contar, entre otras, con habilidades blandas o soft skills tipo: capacidad de escucha, pensamiento crítico y empatía. 

Igualmente importante, es que el facilitador fomente la instauración de un clima laboral respetuoso y propicio a la comunicación y a la colaboración alejándose del micromanaging o supervisión invasiva que inhibe la creatividad de las personas.

En lo que respecta a las capacidades técnicas, las herramientas de análisis de datos masivos como el Big Data y los softwares especializados en trabajo colaborativo pueden ayudarte a poner en marcha las diferentes fases de la metodología del design thinking. 

Del mismo modo, nuestros planes de proctoring te facilitan la creación de espacios de intercambio y evaluación objetivos, respetuosos e innovadores.

Solicita una demo gratuita para que te mostremos todas las soluciones de supervisión a distancia que podemos ofrecerte entre las que se incluyen informes detallados sobre el transcurso de las actividades en remoto.


Descargar ahora

8 curiosidades

acerca

del proctoring

Descubre en este libro todo lo que necesitas sobre la supervisión en línea para saber cómo elegir el mejor software.

Rellena el formulario y descarga ahora la guía.

Y suscríbete a la newsletter semanal de SMOWL para obtener ofertas y promociones exclusivas.

Descubrirás todas las tendencias en eLearning, tecnología, innovación y proctoring de la mano de los expertos en evaluación y gestión del talento.


Compartir en:

Escribe a continuación lo que estas buscando